La plataforma :

Plataforma Línea infinita, creación interdisciplinaria (Colombia, 2015) es una plataforma abierta de encuentro, diálogo, pensamiento y creación en torno a la práctica artística interdisciplinar. Es sobre todo una plataforma en movimiento que transita territorios, comunidades, poéticas y se propone como una alternativa abierta a los ámbitos de la creación.

 

Es una plataforma independiente con vínculos locales e internacionales que estimula y apoya las actividades de pensamiento y creación en las artes.  Con fuertes vínculos con las artes vivas, las artes plásticas, las artes mediáticas, el campo de la escena se interroga constantemente, apostando por lenguajes inéditos, nuevos formatos y otras problematizaciones, contaminaciones o disidencias de las disciplinas de creación, aunados por una mirada critica y sensible sobre el mundo contemporáneo es el ecosistema que dibuja la plataforma, mientras difumina el marco estable y conservador de la creación contemporánea.

m e d i u m  //  s o n i d o  //   m e  d i u m

Del sonido me interesa sus cualidades fantasmagóricas que como materia inteligible e inasible estructura cuerpos, comportamientos estados… el sonido como lugar espectral por el que transitan, políticas, afectos, cuerpos. Consideramos el sonido gran escultor de ciudadanías, cuerpos, poderes.

El sonido es una plataforma desde donde se pueden construir y re-construir el tejido social, recomponiendo  la hegemonía de los sentidos, en especial al de la vista, y así tensionar, fisurar, interrogar por ciertas formas de poder y profundizar en las subjetividades propias. El sonido más que un instrumento, es un universo que propone un pensamiento y posición en el mundo, que atraviesa las prácticas artísticas pero que se abandera en lo vivo, en la práctica cotidiana. Este universo de materias sutiles proponen en su esencia un acto de resistencia y la escucha es la práctica.

Esta proyección hace del sonido algo más que “lo que suena” para convertirse en un medio que permea modos de hacer, metodologías y operaciones frente a la creación. La escritura, la imagen, el espacio y el cuerpo no escapan a esta resonancia. Es inevitable su trasformación. Nuestras prácticas se funden en la negociación arte y vida,  juntos atraviesan lo cotidiano y lo político que subyace en ello.  Comer, bailar, celebrar, reunir, son algunas de sus formas.

Procuramos habilitar la experiencia, no para cosificarla sino para enriquecer nuestra sensibilidad y luego, transitar por los caminos y ritmos de la creación artística. Lo que vincula son las sonoridades y sus fuerzas en distintas dimensiones, impulsos que nos conduce al colectivo, a las voces, cantos, ruidos, dejos, gestos, fonemas, oralidades, frases…etc.